Fotoprotección tras el confinamiento

Las farmacias lanzan sus consejos anuales de fotoprotección inspirándose en los líderes sociales del confinamiento y los animadores de balcón

La parte humana del confinamiento inspira la campaña "Animadores", una iniciativa que anualmente difunde recomendaciones de fotoprotección para evitar los efectos nocivos del sol. Los líderes sociales y animadores de balcón, que mantenían el ánimo del vecindario y difundían consejos sanitarios para prevenir la expansión del virus, sirven ahora de difusores de estos consejos. Llevamos unos meses encerrados en casa y para exponerse al sol hay que extremar las precauciones, si cabe más que otros años.

Desde el colectivo se han elaborado unos carteles e imágenes llamando a la fotoprotección con consejos generales, y dirigidos también a estas circunstancias especiales de nuestra nueva normalidad como el uso de mascarillas en determinadas zonas al aire libre, o determinados trabajos que implican la exposición al sol. Además de los carteles que se verán expuestos en las farmacias de la provincia, podremos leer mensajes en adhesivos de suelo como "Renueva tu fotoprotector cada dos horas", "recuerda que en las terrazas también te quemas" o "haciendo deporte también debes protegerte del sol".

Consejos desde la farmacia

  • Pregunta siempre a tu farmacéutico cuál es el tipo de producto o factor de protección más adecuado, cada persona requiere uno pues un niño, por ejemplo, no tiene las mismas necesidades de fotoprotección que un aficionado al running o una persona mayor.
  • Se recomienda aplicar el fotoprotector media hora antes de la exposición solar y renovarlo después de cada baño.
  • La cantidad adecuada de producto para todo el cuerpo en un adulto es la que cabe en la palma de la mano, unos 30 ml.
  • Algunos envases traen un símbolo en forma de tarro abierto. Esto indica el tiempo después de su apertura que puede ser usado sin riesgos. Hay que tener en cuenta que no es recomendable usar fotoprotectores de años anteriores, ya que pueden haber perdido sus propiedades.
  • No hay que olvidar aplicarse producto en zonas más sensibles como cara, cuello, calva, hombros, escote, orejas, manos y empeines. Para los labios o el pelo hay productos específicos.

Precauciones adicionales

  • Como norma general deberíamos evitar la exposición al sol en las horas de mayor radiación (entre las 12 y las 16 horas).
  • Es conveniente alternar con ratos a la sombra.
  • Es importante beber líquidos para evitar la deshidratación.
  • Algunos medicamentos pueden causar fotosensibilidad al exponernos al sol. Podemos consultar en la farmacia de qué tratamientos se trata.
  • Se aconseja usar protección adicional como sombrero o gafas, incluso camiseta. Esto es especialmente importante en el caso de los niños.
  • Tras tomar el sol podemos usar productos tipo aftersun que hidratan la piel.
  • Es importante consultar al médico si aparecen ampollas, heridas o enrojecimiento.