Disfruta del Sol... pero #ConSentidiño

La iniciativa pretende concienciar a la población de todas las edades de la necesidad de usar un fotoprotector, y de adoptar hábitos saludables en las exposiciones al sol, sea en la playa, la piscina, o por la calle, sentados en una terraza o dando un paseo, hábito que tienen cada vez más mayores que quieren cuidarse

La iniciativa pretende concienciar a la población de todas las edades de la necesidad de usar un fotoprotector, y de adoptar hábitos saludables en las exposiciones al sol, sea en la playa, la piscina, o por la calle, sentados en una terraza o dando un paseo, hábito que tienen cada vez más mayores que quieren cuidarse. En ediciones anteriores se centraba la recomendación en el hecho de que, aun estando nublado, es necesario protegerse ya que la radiación UV puede atravesar las nubes en más de un 90 por ciento; un año más tampoco se quiere dejar de lado este consejo.

Principales consejos

- El fotoprotector debe aplicarse media hora antes de la exposición solar y renovarse después de cada baño.

- Hay que tener en cuenta que no por echarnos más producto estaremos más protegidos, para ello deberíamos usar protección muy alta.

- Algunos envases traen un símbolo en forma de tarro abierto. Esto indica el tiempo después de su apertura que puede ser usado sin riesgos. Hay que tener en cuenta que no es recomendable usar fotoprotectores de años anteriores, ya que pueden haber perdido sus propiedades.

- Se debe emplear un factor más alto de protección en las primeras exposiciones y nunca menor de 15.

- No hay que olvidar aplicarse producto en zonas más sensibles como cara, cuello, calva, hombros, escote, orejas, manos y empeines. Para los labios o el pelo hay productos específicos.

Otros consejos

- Como norma general deberíamos evitar la exposición al sol en las horas de mayor radiación (entre las 12 y las 16 horas).

- Es conveniente alternar con ratos a la sombra.

- Es importante beber líquidos para evitar la deshidratación.

- Algunos medicamentos pueden causar fotosensibilidad al exponernos al sol. Podemos consultar en la farmacia de qué tratamientos se trata.

- Se aconseja usar protección adicional como sombrero o gafas, incluso camiseta. Esto es especialmente importante en el caso de los niños.

- Tras tomar el sol podemos usar productos tipo aftersun que hidratan la piel.

- Es importante consultar al médico si aparecen ampollas, heridas o enrojecimiento.

Documentos relacionados