Campaña de vacunación antigripal 2018

¿Cuándo y dónde vacunarse? ¿Quién debe vacunarse? ¿Qué debemos saber?

SOBRE LA CAMPAÑA DE VACUNACIÓN ANTIGRIPAL...

 

  • ​​¿Cuáles son los objetivos de la campaña de vacunación antigripal 2018?

La vacunación antigripal tiene como objetivo reducir la mortalidad y morbilidad asociada a la gripe y el impacto de la enfermedad en la comunidad. Por ello, deberá ir dirigida fundamentalmente a proteger a las personas que tienen un mayor riesgo de presentar complicaciones en caso de padecer la gripe, y a las que pueden transmitir la enfermedad a otras que tienen un alto riesgo de complicaciones.

La vacunación anual frente a la gripe es la medida más efectiva para prevenir la infección por el virus, así como sus complicaciones.

 

  • ¿Cuándo empieza y hasta cuándo dura la campaña?

Fecha inicio: 22 de octubre de 2018.

Fecha finalización: 28 de diciembre de 2018.

Como novedad, este año el personal sanitario de los centros sanitarios públicos se puede vacunar a partir del 15 de octubre (para evitar el riesgo de transmisión de gripe a pacientes, especialmente a los más susceptibles de padecer complicaciones).

 

  • ¿Dónde se puede vacunar frente a la gripe?

En los centros de salud, solicitando cita previa de la manera habitual (teléfono, internet, …) o bien en su centro médico de referencia (si no pertenece a la red del Servizo Galego de Saúde), en las fechas indicadas.

 

  • ¿Cuál es la población susceptible de recibir la vacuna de la gripe?

 

  1. Personas con riesgo de complicaciones:
  • Personas de 60 o más años, especialmente en personas de 65 o más años.
  • Personas de cualquier edad residentes en instituciones cerradas (residencias de personas mayores y centros de atención a crónicos).
  • Niños y adolescentes (de 6 meses a 18 años) con tratamientos prolongados de ácido acetilsalicílico (por la posibilidad de desarrollar un síndrome de Reye).
  • Mujeres embarazadas en cualquier trimestre de la gestación.
  • Personas menores de 60 años y mayores de 6 meses de edad que tengan alguna de las siguientes patologías de riesgo:

-Enfermedades del sistema cardiovascular.

-Enfermedades respiratorias (incluido asma, displasia broncopulmonar, fibrosis quística, …).

- Enfermedades neurológicas.

- Personas con diabetes mellitus.

- Personas con obesidad mórbida.

- Enfermedad renal crónica y síndrome nefrótico.

- Hemoglobinopatías e anemias.

- Hemofilia y trastornos hemorrágicos crónicos, así como receptores de hemoderivados y transfusiones múltiples.

- Asplenia o disfunción esplénica.

- Enfermedades hepáticas crónicas, incluyendo alcoholismo crónico.

- Enfermedades neuromusculares graves.

- Pacientes con inmunosupresión (incluida la causada por el VIH, por fármacos – incluyendo tratamiento con eculizumab- o en receptores de transplantes).

- Cáncer y hemopatías malignas.

- Trastornos y enfermedades que implican disfunción cognitiva (síndrome de Down, parálisis cerebral, demencias…).

- Pacientes portadores de implantes cocleares o en espera.

- Personas con fístulas de LCR.

- Enfermedad celíaca.

- Enfermedad inflamatoria crónica.

En estos grupos se hace especial hincapié en personas que necesiten seguimiento médico periódico u hospitalizaciones en años previos.

  1. Personas que les pueden transmitir la gripe a personas con alto riesgo de presentar complicaciones:
  • Trabajadores de centros sanitarios, servicios y establecimientos sanitarios, tanto de atención primaria como especializada, públicos o privados, especialmente aquellos que atienden a pacientes de alto riesgo.
  • Estudiantes en prácticas en centros sanitarios.
  • Personas que trabajan en instituciones geriátricas o en centros de atención a enfermos crónicos.
  • Personas que proporcionan cuidados domiciliarios a pacientes de alto riesgo o a personas mayores.
  • Miembros de la familia y convivientes (incluidos niños) de personas incluidas en los grupos de riesgo.
  1. Otras personas en las cuales se recomienda la vacunación:
  • Personas que desarrollan trabajos esenciales para la comunidad (fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado, bomberos, personal de protección civil, emergencias sanitarias, trabajadores de instituciones penitenciarias y otros centros de internamientos por resolución judicial (centros de acogida de inmigrantes...).
  • Trabajadores expuestos directamente a aves domésticas o cerdos en granjas o explotaciones avícolas o porcinas y también a las aves silvestres.

 

SOBRE LA GRIPE...

 

  • ¿Cuáles son las características clínicas y los síntomas de la gripe?

La gripe es una enfermedad infecciosa aguda de las vías respiratorias. El cuadro clínico suele comenzar de forma brusca con fiebre y escalofríos, acompañados de dolor de cabeza, congestión nasal, dolor de garganta, malestar general, dolores musculares, pérdida de apetito y tos seca. En niños, es frecuente la presentación como fiebre sin foco, especialmente en los más pequeños. También pueden aparecer síntomas gastrointestinales, como vómitos o diarrea.

Aunque la mayoría de las personas se recuperan en una o dos semanas sin necesidad de un tratamiento médico específico, existen grupos de población en los que la gripe puede ser grave —incluso causar la muerte—, debido a complicaciones generalmente provocadas por infecciones bacterianas.

 

  • ¿Cómo se transmite la gripe?

El mecanismo principal de transmisión de la gripe es a través de las microgotas que expulsan las personas infectadas al toser o al estornudar. Estas partículas no permanecen suspendidas en el aire durante mucho tiempo, y para que la gripe se contagie se requiere un contacto cercano (1-2 metros).

También es posible la transmisión por contacto, a través de las superficies o de las manos contaminadas con secreciones respiratorias.

El periodo de transmisibilidad abarca desde 24 hasta 48 horas antes de que los síntomas comiencen y hasta 5 días después del inicio de los síntomas. No obstante, los niños, los ancianos y las personas inmunodeprimidas pueden ser contagiosos durante más tiempo, hasta 7-10 días después.

 

  • ¿Qué medidas higiénicas preventivas existen para reducir la transmisión de la gripe?
  • La medida más importante es lavarse frecuentemente las manos con agua y jabón o con gel hidroalcohólico, en especial después de toser o estornudar.
  • Protegerse la boca y la nariz con pañuelos desechables (o con la parte interior del codo) cuando se tose o se estornuda.
  • No tocarse con las manos los ojos, la nariz y la boca.
  • Mientras está enfermo, evitar el contacto con población de riesgo (ancianos, inmunodeprimidos, lactantes) para evitar contagios.

 

  • ¿Existe tratamiento de la gripe?

El tratamiento de la mayoría de los casos de gripe es sintomático, centrado principalmente en reducir la fiebre y aliviar los síntomas. En determinadas situaciones (personas hospitalizadas o con un gran riesgo de presentar complicaciones), la gripe se puede tratar con antivirales. 
Los antibióticos no están indicados, por tratarse de un virus. Sólo son útiles, siempre bajo prescripción médica, en el caso de producirse complicaciones bacterianas.

 

Puede consultar más información en: https://gripe.sergas.es/